Sobre los Gypstacks - PG Reuse
Skip to Main

¿Qué son los gypstacks y el “NORM”?

Los sistemas gypstacks son un requerimiento federal fuertemente regulado para almacenar el fosfoyeso, producto conocido en inglés como phosphogypsum y también por su abreviatura PG.Al hacer fertilizante de fosfato, la roca se obtiene del subsuelo, se procesa y se traslada a instalaciones de elaboración donde se agregan otras materias primas. El fosfoyeso es un derivado creado durante este proceso. Desde hace 30 años, las regulaciones Federales requieren que el fosfoyeso sea almacenado en montones (apilado) debido a los bajos niveles de radionucleidos que ocurren de forma natural en la roca de fosfato. Hoy en día, el fosfoyeso está aprobado para su uso limitado en la agricultura y para seguir investigando su uso, con abundantes innovaciones emergentes para el uso del mañana. Actualmente, en los EE.UU., casi todo el fosfoyeso está almacenado en estructuras de ingeniería conocidas como gypstacks, diseñadas no solo para apilar el fosfoyeso si no también para recolectar lluvia y almacenar agua procesada, las cuales se reciclan durante todo el proceso de producción de fertilizante.

Seguridad

Con una forma similar a la base de las pirámides derribadas, los gypstacks son muy visibles y reconocibles instantáneamente. Al planificar un gypstack, la integridad estructural del sistema es el objetivo principal. La industria del fosfato debe seguir un riguroso proceso de permisos supervisado por el Departamento de Protección Ambiental de la Florida (DEP) y los condados locales. El proceso de permisos para construir o extender la vida útil de un gypstack tarda años en concluirse, y requiere de continuos cumplimientos de normas y reportes oficiales durante la vigencia del permiso. Las aplicaciones para los permisos de los gypstacks especifican los requerimientos de diseño, los parámetros de construcción y gerenciales, con un gran énfasis en la integridad de la estructura y medidas de protección para proteger el medio ambiente. Estas medidas incluyen la instalación de un revestimiento de alta densidad hecho de polietileno colocado en toda la estructura, una extensa red de equipos de monitoreo e incluye sistemas de drenaje para recuperar y reutilizar el agua en el proceso de producción. Es importante destacar que a las comunidades y sus residentes se les invita a participar en el proceso de obtención de permisos.

Agua procesada

El agua es un componente clave en la producción de fertilizantes. .Conocida en la industria como “agua procesada”, ésta circula en estanques en la parte superior del gypstack para ser reciclada a través del proceso de producción, reduciendo con ello la necesidad de agua adicional. El agua procesada también transporta fosfoyeso hacia el gypstack y sirve para moler y transportar la roca. La cantidad de agua contenida en un gypstack cambia dependiendo de la temporada, la lluvia y la producción. Antes de la temporada de huracanes, se aplican planes y consideraciones especiales para acomodar el potencial de grandes cantidades de agua que puede producir una tormenta. El agua procesada y el fosfoyeso se consideran residuos de gran volumen, de bajo riesgo, los cuales son altamente regulados. Contienen bajos niveles de radionucleidos que ocurren naturalmente, así como sodio y sulfato. La exposición a estas sustancias es considerada segura por los reguladores. Solo el agua probada y tratada, capaz de cumplir con los más estrictos estándares de calidad, puede descargarse a través de puntos permitidos y monitoreados.

Inspecciones y monitoreo

Los gypstacks son monitoreados y evaluados extensamente para asegurar su cumplimiento de las regulaciones federales y estatales. Las inspecciones se hacen dos veces al día y son documentadas para su verificación futura. Supervisores de turnos realizan sus propias inspecciones semanales, y supervisores de operaciones completan otra revisión mensual. Todos los años, terceras personas inspeccionan los gypstacks y elaboran un sumario de observaciones, recomendaciones de mantenimiento, y sugerencias correctivas. Cuando se identifica un cambio recomendado, el mantenimiento se efectúa bajo supervisión regulatoria e inspección en el lugar.

En el monitoreo de los gypstacks, se aplican tecnología y prácticas avanzadas para detectar anomalías estructurales ocultas y subterráneas, así como cambios en la densidad del suelo dentro y debajo del gypstack. Una vez que se construye el gypstack, se pueden utilizar y monitorear equipos de sensores adicional, incluyendo piezómetros de alambre vibratorio que miden los cambios en el nivel del agua, además de monitoreo tradicional del agua subterráneas y monitoreo microsísmico – utilizando una red de instrumentos llamados geófonos colocados en un anillo alrededor del perímetro del gypstack, proveyendo monitoreo en tiempo real.

Materiales radiactivos de origen natural, “NORM”

El mineral de fosfato contiene niveles bajos de elementos naturales ligeramente radiactivos, siendo similar al suelo bajo nuestros pies o nuestra vivienda. A este tipo de radiación se le llama NORM en inglés - que es la sigla de la frase Materiales Radiactivos de Origen Natural. Todos estamos expuestos a dosis diarias de radiación. Nuestros cuerpos ya la contienen. Prácticamente todo lo que tocamos lo tiene, como las superficies de granito de la cocina, las vajillas de cerámica, y hasta algunos tipos de frutas y nueces.

La radiación se mide en dosis y cada dosis se cuantifica en milirems por unidad de tiempo (típicamente por año). La Agencia Federal de Protección Ambiental (EPA) estima que la persona común en los EE.UU. está expuesta a 600 milirems por año, divididos en dos categorías:

  • Exposición natural, ambiental – como el sol o la tierra, y
  • Procedimientos médicos comunes, como las radiografías dentales y las mamografías.

El NORM es, bueno, algo normal y se encuentra en la tierra en todo el país. De hecho, el NORM ambiental que existe en la tierra de Florida es considerado uno de los más bajos de la nación. Un floridano típico está expuesto a un promedio de 200 milirems por año a causa de que nuestra tierra contiene menos radiación en comparación con el promedio de 300 milirems en otras partes del país. En vista de que el agua procesada y el fosfoyeso son parte del proceso de producción del fosfato, éstos también contienen algunos de estos elementos de origen natural. El NORM resultante del agua procesada y el fosfoyeso es bajo, aún para quienes trabajan con ellos, o cerca de ellos, diariamente. Con esto en mente, el fosfoyeso ha sido revisado por la EPA para usos innovadores tales como la construcción de carreteras en vista de que, después de muchos años de investigaciones, los datos y los análisis han demostrado que la exposición máxima al NORM durante toda una vida –aún para los trabajadores de la construcción de carreteras– está bastante por debajo del riesgo mínimo establecido por la propia agencia.