Skip to Main
 

Dejemos de almacenar, y comencemos a reciclar

55 distintas oportunidades beneficiosas han sido estudiadas e identificadas - hasta ahora

Bueno para el medio ambiente - Bueno para la economía

El potencial innovador del fosfoyeso presenta una tremenda oportunidad para un desarrollo sostenible. Por ejemplo, las carreteras construidas con fosfoyeso serían de la misma calidad que aquellas construidas con materiales convencionales, con el beneficio adicional de utilizar materiales reciclados que están disponibles de inmediato. Se puede mezclar con materiales de base de carretera existentes, compensando la necesidad de operaciones ampliadas, lo que resulta en un beneficio ambiental neto. /p>

 
 
 

Según los números:

28 millones de toneladas de fosfoyeso son producidas anualmente en los Estados Unidos.

A nivel nacional, 1,700 millones de toneladas de fosfoyeso están almacenadas en los gypstacks, disponibles para su uso. Además de proveer una alternativa económicamente beneficiosa a los materiales de construcción limitados, el fosfoyeso también contiene elementos escasos que pueden extraerse para respaldar los esfuerzos del país por fortalecer las redes de distribución domésticas, lo que reduciría nuestra dependencia de otros países.

Otros países ya reciclan el fosfoyeso PG

Alrededor del mundo, 21 países han reconocido el uso potencial beneficioso del fosfoyeso, y lo están convirtiendo en productos útiles. Si estas naciones pueden hacerlo, también debería hacerlo Estados Unidos. El uso productivo del fosfoyeso garantiza el futuro de una industria doméstica esencial, y proporciona una fuente de empleo para millares de estadounidenses. Cuando reciclamos el fosfoyeso, reforzamos nuestra economía y, en el proceso, apoyamos un medio ambiente más limpio. Hoy en día, más de 20 países han reconocido el uso beneficioso del fosfoyeso y lo están convirtiendo en productos útiles. Bélgica y Japón usan un 100 por ciento de su fosfoyeso en labores agrícolas y como componente de materiales de construcción. A nivel mundial, cada año hasta 35 millones de toneladas de fosfoyeso se utilizan de manera productiva en los Estados Unidos sin perjuicio alguno a las personas o al medio ambiente es hora de poner el fosfoyeso en uso y dejar de ver a los gypstacks como un último recurso. Ha llegado el momento de darles un uso sostenible.

 
 

Información sobre la industria del fosfato

La Florida es un territorio de abundantes depósitos de fosfato, un nutriente esencial necesario para cultivar cosechas saludables. La industria del fosfato contribuye unos 13,000 empleos directos y empleos conectados con la industria al l estado, lo que representa un impacto económico anual estimado a $5,030 millones, incluyendo una contribución de más de la mitad de las actividades del Puerto de la Bahía de Tampa. En el estado de Louisiana también hay producción adicional de fosfato, lo que incluye otros 500 empleos que representan un impulso económico de $271 millones al año.

La Iniciativa Innovadora del Fosfato respalda la meta de un 100 por ciento de uso del fosfoyeso para el 2030. Esta iniciativa garantiza el futuro de una industria doméstica esencial, proporcionando empleo a millares de floridanos y contribuyendo los nutrientes necesarios para el cultivo de nuestros alimentos, apuntando siempre hacia un futuro sin desperdicios.